Montaña Navarra: salida a la cima de Lerdengibel

El jueves 23 de mayo, la sección de Montaña Navarra organizó una salida a la cima de Lerdengibel, situada a 1.230 metros de altitud en el pintoresco Valle de Artze, en el norte de Navarra. Algunos de los participantes, que tuvieron que madrugar un poco más de lo habitual, se congregaron en las afueras de Pamplona para encontrarse con el resto del grupo en Aoiz, desde donde se dirigieron al Cargadero de Arrieta, punto de partida de la ruta.

La jornada comenzó con una mañana fresca, ideal para el ascenso, que se realizó entre un frondoso hayedo y paralelo a la regata Iruerrekaeta. Este entorno natural, combinado con el clima templado, hizo que el inicio de la caminata fuera especialmente agradable. A medida que el grupo avanzaba, el último tramo ofrecía unas vistas espectaculares desde los rasos que dominan las poblaciones del Valle de Artze, incluyendo Villanueva, Arrieta, Lusarreta, Saragüeta, Gorráiz e Imizkoz. La primavera, con sus generosas lluvias, había pintado el paisaje de un verde intenso que se extendía hasta donde alcanzaba la vista.

Alcanzada la cima, el grupo disfrutó de un merecido descanso y de un almuerzo en el llano de Rala. Posteriormente, emprendieron el descenso bordeando el pantano de Itoiz, alimentado por el río Irati, que mostraba su capacidad de agua en su máximo esplendor. Este trayecto de regreso permitió a los participantes apreciar aún más la riqueza natural y la serenidad del entorno.

La jornada concluyó con el regreso en coche a Aoiz y, desde allí, cada uno a sus respectivos lugares de origen. Como siempre, fue una experiencia enriquecedora, llena de nuevas vivencias y momentos compartidos. La sección, con Eduardo Casado al frente, espera seguir contando con la participación de sus miembros y de todas aquellas personas que deseen unirse a futuras salidas, para continuar disfrutando juntos de la naturaleza y la buena compañía.

Entrada anterior
Baloncesto Bizkaia-Araba vuelve a levantar la Copa
Entrada siguiente
Primer encuentro de Karting Córdoba: emoción y velocidad
Menú